Sistema Inmune, Estrés y Medio Ambiente en el Vitiligo

El vitiligo posiblemente sea el leucoderma más habitual. Se trata de una condición que afecta la pigmentación de la piel, originando parches blancos de dermis despigmentada.

Aunque los expertos hayan trabajado durante años en saber las causas de este trastorno de la piel y en la búsqueda de una cura estándar y totalmente efectiva, aún no se ha concluido en nada definitivo.Dieta - Cómo curar el vitiligo

Sin embargo, que no exista una cura estandarizada para el vitiligo, no significa que se puedan realizar acciones tendientes a controlar y mejorar esta afección.

Sistema Inmune, Estrés y Medio Ambiente en el Vitiligo

Como la mayoría de las enfermedades, el vitiligo tiene que ver con factores de la vida que han repercutido en nuestro organismo, el ‘cómo’ se vive una vida se refleja muchas veces en las afecciones que se puedan tener.

Hay 3 factores fundamentales para comprender el vitiligo y, en fin, recuperar la salud plena: sistema inmunológico, estilo de vida y medio ambiente.

Sistema inmunológico

En principio, es fundamental tener presente los últimos avances en investigación sobre el vitiligo que demuestran que se trata de un trastorno de la piel con implicancias autoinmunológicas, es decir, está relacionado con lo que nuestro propio sistema inmunitario hace sobre nuestro propio cuerpo.

Al producirse un desequilibrio en nuestro sistema de defensas comienzan a morir las células (melanocitos), lo cual provoca una pérdida de producción de melanina (la pigmentación) y la aparición de las típicas manchas blancas de vitiligo.

A su vez, el vitiligo está asociado a otras enfermedades que tienen una implicancia con desórdenes autoinmunes como diabetes tipo I, Lupus, anemia perniciosa, celiaquía, tiroides, etc.

El vitiligo puede darse sin presentar síntomas previos, incluso, sin ni siquiera alterar nuestro organismo en ningún sentido.

El sistema inmunológico del ser humano es un sistema muy complejo y como todo lo que es complejo, cuando algo se sale de su lugar, pierde su sincronismo, es lógico que todo comience a funcionar mal y las condiciones se den para que surja el vitiligo.

Por ello es tan importante la consulta médica y el chequeo regular. Consulta con tu médico para que te haga un sencillo examen de rutina. Puedes estar previniendo cosas peores con solo una visita al médico.

Cuando el diagnóstico es un hecho y se ha confirmado el vitiligo, se pueden realizar diferentes procedimientos para retrasar o detener el vitiligo y sus síntomas, con sólo modificar la dieta, el medio ambiente y aplicar algún tratamiento natural.

Dieta para el vitiligo

Ya nadie desconoce que una dieta pobre o carente de los nutrientes principales puede dejar al sistema inmunológico débil para que virus y bacterias invadan nuestro organismo.

Si la dieta es equilibrada y contiene verduras, frutas, lácteos, carnes magras, carbohidratos, etc. puedes estar más tranquilo. Las frutas y verduras son excelentes antioxidantes naturales que todo individuo debería comer. Ayudan a proteger las moléculas de la oxidación, lo cual es beneficioso para la integridad del organismo en general.

Si bien la oxidación es natural y necesaria para la vida, el sistema inmunológico del ser humano necesita que determinadas células no se vean afectadas y los antioxidantes de las frutas y verduras están allí para neutralizar los radicales libres que dañaría esas células.

Lógicamente, muchas de esas células son las responsables de la pigmentación.

Medio ambiente en el vitiligo

No solo en el vitiligo, en muchas condiciones, el estrés es un factor determinante para mejorar o empeorar una enfermedad o trastorno degenerativo de la piel como es nuestro caso. El estrés está vinculado con el ambiente de mayor frecuencia del sujeto afectado.

Otras cuestiones ambientales pueden ser más complejas de alterar como por ejemplo, el lugar donde se vive o el trabajo. Posiblemente, sea muy dificultoso cambiar de trabajo y mudarnos  una casa más confortable a las afueras de la ciudad.

No obstante, si se registra estrés en el hogar o el trabajo, es hora de evaluar si se puede cambiar radicalmente o, en su defecto, introducir modificaciones que tiendan a mejorar el estado de la dermis despigmentada.

Determinadas acciones parecen demasiado sencillas como para otorgar beneficios, pero cambian drásticamente algunos ambientes. Colocar una planta en una casa o en el trabajo refresca el aire y brindaría una renovación de tranquilidad.

Si bien es cierto que el vitiligo no tiene una cura estándar, se pueden realizar muchas cosas para mejorar la condición de la piel. La dieta, el medio ambiente, reforzar el sistema inmunológico son tres de ellos, aunque no son las únicas cuestiones que se pueden realizar. Espero que estos consejos te hayan servido. Pronto continuaremos con mucha más información sobre como curar el vitiligo.

Si este artículo te sirvió, te pido un favor: comparte en las redes sociales como Facebook, Twitter o Google +, de esa forma ayudarás a la página a que sea más conocida.

Un afectuoso abrazo!

Consejos
  • Todos los tratamientos para el vitiligo requieren de mucho tiempo para que actúen y den resultados positivos. No esperes resultados inmediatos porque no los habrá.
Advertencias
  • La piel despigmentada es más sensible a los rayos UV. Protégete del sol con un buen bloqueador solar.
  • Algunos remedios caseros para el vitiligo como el Psoraleno son muy sensibilizantes de la piel. Deben ser empleados bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Deja tu comentario, tu experiencia una simple sugerencia. Todo es bien valorado y apreciado.