¿Desaparece el Vitiligo? Tratamientos disponibles

¿Desaparece el vitiligo? ¿Es posible que se desvanezca de la piel? La respuesta simple y rápida es SÍ. No obstante, que el vitiligo desaparezca no significa que se cure. Muchos de los tratamientos actuales logran desvanecer en un porcentaje muy amplio las manchas sin pigmento.

El vitiligo es una enfermedad de la piel cuya característica principal es la pérdida del pigmento en diferentes áreas, dando como resultado el surgimiento de ‘manchas’ blancas en la piel.

puva o uvb banda estrecha

La UVB de banda estrecha emite una luz más precisa.

Todo indica que esto comienza a suceder cuando células del sistema inmunológico atacan a los melanocitos que son los responsables de la producción del pigmento de la piel. De este modo se explican las manchas blancas.

No obstante, los expertos todavía no han podido dar con una causa exacta para esta condición de la piel, por lo tanto, la cura aún continúa siendo desconocida. Sigue leyendo…

Tratamientos para el Vitiligo: PUVA, UVB, Corticoides, Injertos

El vitiligo es una condición de la piel cuya principal característica es la aparición de manchas blancas en diferentes partes del cuerpo. Estas manchas o ‘parches’ surgen por la pérdida de pigmentación a causa de la muerte de las células melanocitos, encargadas de darle el color típico a la piel, los ojos y el cabello.

Aunque las investigaciones sobre el origen de esta condición se encuentran avanzadas, todavía falta un buen tramo para llegar a conclusiones definitivas. Muchos estudios advierten que se trata de una enfermedad vinculada a desórdenes autoinmunes, con implicancia de factores genéticos.Tratamiento para el vitiligo

También se observa en reiterados casos la presencia de un pico de estrés que actúa como desencadenante.

Los tratamientos disponibles son muy variados, sin embargo, aunque muchos de ellos ofrecen buenos resultados, ninguno puede dar una solución 100% eficaz.

Advertencia previa

Debido a las dificultades para encontrar un tratamiento para el vitiligo, se realizan muchas veces tratamientos que producen efectos secundarios desde leves hasta graves. Es una decisión personal afrontar los riesgos.

Sin embargo, elegir un profesional idóneo que tenga experiencia en el campo, puede ser de gran ayuda para saber qué hacer, cuándo parar y cuándo algo no brindará más efectos positivos. Sigue leyendo…