Vitiligo: Diagnóstico, Entorno, Tratamiento

El vitiligo es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la aparición de manchas blancas en algunas partes del cuerpo. Todavía está en discusión la causa del origen de esta condición, por lo tanto, también se discute un tratamiento efectivo y la forma de curarlo de manera definitiva y eficaz.

Sin embargo, sí se ha podido determinar que se produce la muerte de los melanocitos, células encargadas de la pigmentación de la piel.Cómo se puede curar el vitiligo

  • Se cree que puede deberse a una respuesta del sistema inmune que percibe a los melanocitos como células ajenas al cuerpo.
  • También, por sustancias tóxicas que dañan a los melanocitos.
  • Otra teoría dice que los melanocitos son dañados por células nerviosas.
  • Y por último, también se especula que puede deberse a un defecto genético en los melanocitos. Ver más sobre las Causas del vitiligo <<<

3 Pasos a Considerar para Mejorar el Vitiligo

Posiblemente una cura para el vitiligo se encuentre pronto, pero hasta el momento los avances que se han hecho sirven para revertir y detener la propagación de esta enfermedad. No se ha encontrado una cura para el vitiligo que sea estándar.

 Paso 1: Diagnóstico

Como ante cualquier situación de alteración del organismo, la consulta al médico es el primer paso a realizar. Determinadas pruebas se llevarán a cabo para determinar si se posee vitiligo o no. Se debe determinar también un orden de seguimiento para supervisar el vitiligo.

La mayoría de los médicos podría advertir con una simple observación de las manchas blancas si se trata de vitiligo o no. Sin embargo, no todos los casos son igualmente claros. Las primeras apariciones de estas despigmentaciones pueden aparecer en forma muy diminuta y asemejarse a otras condiciones. En estos casos, el médico pedirá estudios complementarios para confirmar o descartar la hipótesis.

Los análisis de sangre ayudarán a confirmar si existen algunos desbalances hormonales en el organismo. Si los índices de vitamina B12 son los normales.

Una biopsia de la piel afectada es posiblemente un método infalible. Puede determinar la presencia o ausencia de melanocitos.

La lámpara de Wood es una lámpara que emite luz negra y ayudará a detectar la falta de pigmentación en algunas áreas, en especial cuando se trata de pequeños puntos sin melanina.

Paso 2: Análisis del entorno, factores varios

Antes de iniciar o recomendar un tratamiento para el vitiligo, el especialista debe establecer los daños establecidos. Se debe establecer y clasificar las manchas, en qué lugares del cuerpo aparecen, anomalías que presentan.

Es importante que el paciente cuente cada detalle que pueda aportar información sobre el vitiligo. Por ejemplo, si las manchas se inflaman luego de un día de sol, si eran más blancas y luego oscurecieron, si pican, si arden, si en determinadas horas del día son más claras, si ante determinadas situaciones se alteran, etc.

Algo que es importante decidir, es si el tratamiento para el vitiligo que se está dispuesto a seguir es por medio de cirugías o tal vez medicamentos.

Asimismo, deben llevarse a cabo ciertos procedimientos de protección, como utilizar protector solar para proteger la piel que carece de pigmentación de los rayos dañinos del sol.

Paso 3: Tratamientos

Existen una amplia variedad de tratamientos que pueden reducir las manchas despigmentadas de vitiligo. Muchos de estos tratamientos son medicamentos como corticoides, inmunosupresores. Pueden encontrarse tanto en forma tópica como vía oral.

Otra opción son los tratamientos basados en hierbas o remedios naturales, aunque no siempre son aceptados como tratamientos efectivos, muchas personas aseguran notar cambios luego de realizar un tratamiento extenso con algunas hierbas naturales. Por ejemplo, semillas de cúrcuma, babchi, pimienta negra, Ginkgo Biloba, etc.

Estas hierbas naturales para el vitiligo se aplican sobre la piel con el fin de eliminar las manchas decoloradas.

Es importante destacar que que muchos de estos tratamientos naturales para el vitiligo pueden ayudar, pero se requiere de pruebas y una dedicación para que den efectos. Asimismo, los testimonios no son unánimes, es decir, hay quienes obtuvieron buenos resultados y otros que no notaron reversión del vitiligo.

Otros tratamientos que se encuentran disponibles son láser excimer, terapia PUVA, PUVA oral, PUVA tópica, terapia UVB, UVB de banda estrecha, despigmentación (monobenzone), etc.

Un tratamiento invasivo mediante cirugía se puede llevar a adelante con el fin de revertir los cambios de la piel por vitiligo. El objetivo de estos métodos invasivos es hacer que la piel despigmentada adquiera un color de piel más acorde con la original, un aspecto más estético, para ello se utilizará el injerto de piel.

La opción del tatuaje es otro de los métodos invasivos que se pueden emplear para ‘esconder’ las manchas despigmentadas.

Hay que tener presente que estos tratamientos para el vitiligo no significan una cura para el vitiligo, sino, más bien un tratamiento para los efectos que el vitiligo deja sobre la piel.

Por hoy es todo. Espero que la pregunta inicial sobre cómo se puede curar el vitiligo haya quedado un poco más clara. Es importante comprender que cualquier tratamiento para el vitiligo es un proceso largo y requiere mucha paciencia y temple. Debemos encontrarnos estimulados y una fuerte motivación debe acompañarnos a cada momento. De lo contrario, es muy sencillo angustiarse y abandonar cualquier tratamiento para curar el vitiligo.

 

Si este artículo te sirvió, te pido un favor: comparte en las redes sociales como Facebook, Twitter o Google +, de esa forma ayudarás a la página a que sea más conocida.

Un afectuoso abrazo!

Consejos
Advertencias
  • Siempre que emplees un tratamiento natural para el vitiligo debes verificar los ingredientes, sus contraindicaciones y posibles efectos secundarios sobre tu piel. Por lo común, los remedios caseros no producen efectos no deseados, pero siempre es necesario estar prevenidos.

Deja tu comentario, tu experiencia una simple sugerencia. Todo es bien valorado y apreciado.